viernes, 22 de julio de 2016

Poema #2 /Oda a una noche de verano

ODA A UNA NOCHE DE VERANO

Cuando el sol cede el asiento a su amada
y llora lágrimas de fuego por su ausencia,
el tiempo se precipita y se detiene.
Soñemos con los ojos abiertos
 y sintamos nuestro cuerpo liviano
flotando en un mar de emociones
y oleadas de contradicción
al que jamás nos asomaremos.
Que “siempre” significa esta noche,
tan fugaz como infinita
y al encallarnos en la orilla,
no hay frío, no existe pena.
Escribamos nuestros nombres en la arena
y que la marea los borre mañana.
Que esta noche es nuestra sierva,
que siempre seremos uno,
que jamás llegará la marea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario